Viendo

Asia

La pesca nocturna con cormoranes es una de las atracciones típicas de todo turista.

Guilin y el río Li [China]: El laberinto cárstico

Alguna razón habrá para que de entre los cientos de paisajes inusuales que alberga China, este país continente, las montañas y ríos de Guilin sigan siendo los más famosos. El laberinto interminable de montañas cársticas lleva ya dos mil años cautivando la imaginación de todos cuantos lo visitan. Y lo que falta.

El dragón de Komodo puede alcanzar los tres metros de longitud y lanzar su ataque a 20 kilómetros por hora.

Isla de Komodo [Indonesia]: la tierra del dragón

El Parque Nacional de Komodo se creó en 1980 con el objetivo de proteger al reptil viviente más corpulento del planeta, el arcaico dragón de Komodo. La magnífica biodiversidad terrestre y marina de sus islas consiguieron que la Unesco las clasificara en 1986 como patrimonio de la humanidad y reserva de la biosfera.

La salinidad extrema de las aguas del Mar Muerto impide el desarrollo de vida animal o vegetal.

Mar Muerto [Jordania e Israel]: El Spa más grande del mundo

Rodeado de desierto, a 400 metros por debajo del nivel del mar, es el punto más bajo de la tierra. Dicen que Cleopatra buscó el elixir de la eterna juventud en este lago con tantísima sal que es literalmente imposible hundirse en sus aguas, y cuyas propiedades curativas se conocen desde los tiempos de Herodes.

El río subterráneo mide más de 8 kilómetros y es una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo.

Puerto Princesa [Filipinas]: Una ecociudad en la selva

Aplaudida por su labor medioambiental, la hermosa capital de la isla de Palawan es, más allá de un rincón colonial, un santuario intacto de vida salvaje donde ríos, cascadas, cuevas y frondosos bosques tropicales dan paso a un ramillete de playas impolutas con los más fascinantes fondos marinos.

Huangshan es un inmenso conjunto de picos rocosos que se extiende a lo largo de 154 kilómetros cuadrados.

Huangshan [China]: La montaña amarilla

En medio de los interminables arrozales de la cuenca del Yangtze se yergue una de las montañas más originales del planeta. Colocadas allí, tal vez por capricho de los dioses, ciclópeas rocas de formas extravagantes ensayan un ballet eterno con los pinos que crecen entre sus hendeduras y la misteriosa niebla que todo lo envuelve.

Los hoteles son los protagonistas del viaje a las Maldivas. En esta imagen, el exclusivo Cocoa Island Resort.

Islas Maldivas [Maldivas]: Más que lunas de miel

Son más de mil islitas coralinas desperdigadas por las aguas turquesa del Índico. De ellas, apenas doscientas están habitadas y casi otro centenar se destinó al turismo siguiendo la norma de no edificar en cada una ni más, ni menos tampoco, que un único hotel. Un paraíso para amantes del buceo y para simplemente amantes.

Jeju, de orografía volcánica, cuenta con numerosos conos cubiertos de verde en cuyo centro se forman lagos.

Jeju [Corea del Sur]: La isla de los tres tesoros

Es lo que significa “samdado”, el otro nombre de esta isla volcánica, en referencia a su más preciado trío: el viento, las rocas y sus mujeres, expertas buceadoras. En el mapa, la isla de Jeju aparece como una gran gota escurriéndose desde la península coreana hacia latitudes subtropicales mucho más cálidas.

Las barcazas de velas ocres y estriadas  recorren la bahía, una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo.

Bahía de Halong [Vietnam]: Un laberinto de dos mil islas

“Donde el dragón baja al mar”, Así traducen aquí la palabra “Halong”. Y a eso podrían parecerse las cerca de dos mil islas que flotan oníricamente entre las brumas sobre estas aguas del color del jade, a la cola, primitiva y fantástica, de un descomunal dragón benefactor que aguardara sumergido en la bahía.

Los manantiales del Himalaya originan los ríos más importantes de la India y del Sudeste Asiático.

Everest [Nepal]: el reino de los Himalayas

Es el objetivo, por definición, de todo buen escalador que se precie: alcanzar alguna de las cimas de la que, con mucha diferencia, es la cordillera más alta del planeta. Para los menos intrépidos, la visión de estos gigantes a pie de montaña constituye una experiencia que, ante tan imponente paisaje, roza lo espiritual.

El Parque Nacional de Yushan se creó en 1985 y es el más grande de los ocho que tiene Taiwán.

Yushan [Taiwán]: la Montaña de Jade

Muchos se sorprenderían al comprobar cómo la gran isla del sudeste asiático, que forma parte de los cuatro tigres del comercio internacional, esconde en su interior, prácticamente en su centro geográfico, indómitos montes entre cuyos picachos flotan las nubes totalmente ajenas al trasiego de los mercados.