Viendo

Oceanía

Los atolones menores de Manihi y Fakarava, Reserva de la Biosfera, 
son las joyas de Tuamotu.

Atolones de las Tuamotu [Polinesia Francesa]: El jardín de los Mares del Sur

Entre los cinco archipiélagos de la Polinesia Francesa, el de las Tuamotu es un mundo aparte. Suma 78 atolones, es decir, antiguos volcanes hundidos que en su forma actual de anillos de coral trazan un arco de 1.500 kilómetros por el Pacífico Sur. Nada como ellos para sentirse el más afortunado de los náufragos.

Uluru, el “ombligo del mundo”, es uno de los monolitos más grandes del planeta, con 9 km de contorno.

Monte Uluru [Australia]: El gran monolito rojo

Es sin duda el icono natural más fotografiado de Australia por los muchos colores que toma a lo largo del día, en especial el rojo intenso que adquiere al atardecer. Un enorme monolito al que los aborígenes Anangu consideran como montaña sagrada y que trae mala suerte a quienes se llevan rocas de recuerdo.

El Parque Marino de la Gran Barrera de Coral se considera el lugar con mayor biodiversidad del planeta.

Gran Barrera de Coral [Australia]: El mayor hábitat bajo el mar

Si hay un edén para los amantes del mundo submarino, está entre los recovecos de los más de 2.600 kilómetros de corales de la Gran Barrera Australiana. Allí, incluso a tan solo unos metros de profundidad los submarinistas pueden descubrir y disfrutar de las riquezas del lugar con mayor biodiversidad de nuestro planeta.

Milford Sound, llamado “la octava maravilla del mundo” por Rudyard Kipling, es Patrimonio de la Humanidad.

Milford Sound [Nueva Zelanda]: El fiordo bajo la lluvia

Hace millones de años, la retirada de un glaciar originó un enorme fiordo rodeado de picos cubiertos por una alfombra de vegetación frondosa y cascadas que vierten feroces sobre el mar. Milford Sound, el fiordo más al norte de Fiordland, y los valles que lo rodean retan cada año a miles de aventureros.

El Parque Nacional Mount Aspiring está inmerso en Te Wahipou-namu, el “lugar de la piedra verde”.

Alpes y Glaciares [Nueva Zelanda]: El último gran paraíso

El suroeste de la isla meridional de Nueva Zelanda es uno de los últimos grandes reductos de naturaleza intacta que se conservan en países de clima templado. Esta región es conocida por los maoríes como Te Wahipounamu, el “lugar de la piedra verde”, una zona que la Unesco ha declarado Patrimonio de la Humanidad.

El archipiélago de Hawái es el lugar más aislado del mundo: 3.700 km lo separan del continente más cercano.

Volcanes de Hawái [EE UU]: El fuego permanente

Big Island, la mayor de las islas del archipiélago de Hawái, alberga las dos montañas más altas del planeta si se tiene en cuenta su base, asentada en la profundidad del océano. Dos volcanes activos que conforman el núcleo fundamental de un parque nacional donde el fuego y los ríos de lava están presentes a cada paso.