Viendo

África

La visita a Giza es básica para ver de cerca la Esfinge y las pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos.

[El Cairo, Giza y el Valle de los Reyes]: Un lugar en la memoria

Puede que sea la ciudad más caótica del mundo, pero no por ello El Cairo deja de ser un destino perfecto y tantas veces soñado. A orillas del río Nilo comienza a hacerse realidad esa parte de la Historia, donde los protagonistas son faraones, pirámides y tumbas que forman un todo enigmático que merece la pena desvelar.

Los 2.400 kilómetros del Atlas aislan  el Gran Sur hasta de la lluvia y crean su deshabitado desierto.

[Marruecos]: Por los oasis del Gran Sur

Al sur de las cordilleras del Medio y Alto Atlas, las antiguas caravanas que se dirigían a cruzar el Sahara dejaron a su paso las más memorables hazañas comerciales que jamás viviera el norte de África. Hoy sus espectaculares oasis, sus históricas alcazabas y unos valles de ensueño hacen de la ruta un destino fascinante e histórico.

Mirador en The Royal Livingstone.

[Cataratas Victoria, Kruger y Okavango]: En busca de los “big five”

Tres escenarios merecedores de todos los superlativos y fáciles de combinar en un mismo viaje: uno de los saltos de agua más sobrecogedores del planeta, el parque nacional por excelencia de SuDáfrica y el mayor delta interior del globo. Un gran trío de ases donde la naturaleza exhibe sin modestia todo su poderío.

La espectacular playa de Camps Bay.

[Península del Cabo]: El continente más “chic”

Naturaleza y vida urbana aguardan en esta última punta del continente. Además de Ciudad del Cabo, con sus locales a la última y su forma de vida tan cosmopolita, por esta luminosa península de Suráfrica sobran playas, parques naturales, encuentros con la fauna y, a tiro de piedra, una zona de viñedos tremendamente aristocrática.

Elefantes con el Kilimanjaro al fondo.

[Grandes parques del Este de África]: Paraíso de la fauna salvaje

Ningún rincón del continente concentra la densidad de fauna salvaje del Este de África. La migración de los ñus entre Masai Mara y Serengeti, el paraíso primigenio del Cráter del Ngorongoro o las manadas de elefantes de Amboseli, con la cima del Kilimanjaro como telón de fondo, son sus emblemáticas tarjetas de presentación.