Viendo

Página 3

Además de navegar por la bahía de Halong hay que visitar alguna de sus fascinantes grutas.

[Halong Bay]: La bahía de los sueños

Es el más bello caos de piedra y agua que la naturaleza ha creado jamás. Este pequeño rincón de Vietnam, que emerge de las aguas color jade del golfo de Tonkín, está poblado por más de 3.000 rocas, islas, islotes y farallones por entre los que navegan los pescadores. En 1994 la UNESCO declaró este maravilloso caos de la naturaleza Patrimonio de la Humanidad.

Mirador en The Royal Livingstone.

[Cataratas Victoria, Kruger y Okavango]: En busca de los “big five”

Tres escenarios merecedores de todos los superlativos y fáciles de combinar en un mismo viaje: uno de los saltos de agua más sobrecogedores del planeta, el parque nacional por excelencia de SuDáfrica y el mayor delta interior del globo. Un gran trío de ases donde la naturaleza exhibe sin modestia todo su poderío.

La espectacular playa de Camps Bay.

[Península del Cabo]: El continente más “chic”

Naturaleza y vida urbana aguardan en esta última punta del continente. Además de Ciudad del Cabo, con sus locales a la última y su forma de vida tan cosmopolita, por esta luminosa península de Suráfrica sobran playas, parques naturales, encuentros con la fauna y, a tiro de piedra, una zona de viñedos tremendamente aristocrática.

Elefantes con el Kilimanjaro al fondo.

[Grandes parques del Este de África]: Paraíso de la fauna salvaje

Ningún rincón del continente concentra la densidad de fauna salvaje del Este de África. La migración de los ñus entre Masai Mara y Serengeti, el paraíso primigenio del Cráter del Ngorongoro o las manadas de elefantes de Amboseli, con la cima del Kilimanjaro como telón de fondo, son sus emblemáticas tarjetas de presentación.

Glaciares, ballenas y naturaleza es lo que encontrará el viajero en la ruta hacia el fin del mundo.

[Patagonia]: La belleza más austral

Ubicada en el extremo sur de Sudamérica y compartida por Argentina y Chile, la región de la Patagonia cautiva y asombra tanto por su inmensidad como por la majestuosidad de sus paisajes. Cumbres heladas, imponentes glaciares, lagos, bosques y tradicionales estancias conforman UN DESTINO de ensueño.

El Cristo de Corcovado, de 38 metros de alto, es una de las nuevas Siete Maravillas del Mundo.

[Río de Janeiro]: Olha que coisa mais linda

Mira qué cosa tan linda, tan llena de gracia… que es Río de Janeiro. Y basta con decir Río y pensar de sopetón en Carnaval, samba y playas. También en una naturaleza lujuriosa, caipirinhas y feijoadas, y música, mucha música. Por una vez, aquí todos los tópicos se cumplen, Pero la “cidade maravilhosa” tiene más, mucho más que ofrecer.

La ciudad de Buenos Aires cuenta con 48 barrios y ocupa un área de 200 kilómetros cuadrados.

[Buenos Aires]: La Reina del Plata

Ya lo dice el popular tango: Buenos Aires reina. Desde una de las orillas del río más ancho del mundo, la capital de Argentina se impone orgullosa como una de las metrópolis más intensas del planeta y transmite su pasión al viajero. Una animada ciudad que no duerme y vive al ritmo del 2 X 4.

la-habana

[La Habana]: Cuando la noche mira al Malecón

Esta particular Perla del Caribe, con sus soberbios edificios desconchados, sus coches americanos de anticuario, sus gentes educadas y cultas y sus ritmos imbatibles no deja indiferente a ningún visitante. Color tropical, historia viva y ánimo cotidiano dan candela a un centro histórico que mira al mar, siempre con espíritu de fiesta.

La Amazonia es la mayor selva tropical del planeta, con 3,7 millones de kilómetros cuadrados.

[Amazonas]: La selva de agua

El agua es vida. La vida es agua. La Amazonia es una inmensa selva inundada en el tercio norte del gran Brasil. Es el ecosistema con la mayor biodiversidad del planeta. La selva de la cuenca amazónica nos proporciona el oxígeno de una de cada cuatro respiraciones que realizamos. La Amazonia Es agua llena de vida.

La Riviera Maya se extiende a lo largo de 130 kilómetros de costa caribeña en Quintana Roo.

[La Ruta Maya]: Al pie de las pirámides

El Golfo de México esconde la herencia de una cultura ancestral que ha convertido la zona en una de las grandes Mecas del turismo americano. La península del Yucatán se considera el corazón de la cultura maya. Aunque esta experiencia que combina el sol y la arqueología ofrece otros destinos posibles sin salir de méxico, como chiapas.