Viendo

Asia

Todo lo que se pueda encontrar en Bali también se hallará en la isla de Lombok, pero no al revés.

Lombok [Indonesia]: Playas solitarias de arena inmaculada

La isla de Lombok, vecina de Bali, en el centro del archipiélago indonesio, ofrece playas blancas casi desiertas y panorámicas sublimes. Entre colinas de un verde deslumbrante, montañas escarpadas y aguas turquesas, Lombok es rica en paisajes hechos a medida para la práctica del senderismo y los deportes náuticos.

Bukit es “la Beverly Hills de Bali” debido a la privacidad y la pomposidad que ofrecen sus resorts.

Península de Bukit [Indonesia]: El mirador balinés

Antiguo coto de caza de las familias reales, esta península que parece descolgarse del extremo sur de Bali se eleva sobre acantilados de piedra caliza que la convierten en un enorme mirador. Frente a la exuberante vegetación que caracteriza al resto de la isla, su gracia reside en el paisaje semiárido y rocoso.

La provincia de Palawan es la más grande de Filipinas, con 1.768 islas e islotes rodeados de corales.

Palawan [Filipinas]: La belleza de lo remoto

El ideal de paraíso tropical se materializa en esta isla que aúna playas de arena blanca y aguas turquesa con paisajes cársticos, arrecifes de coral, junglas impenetrables y hasta un río subterráneo. Todo eso es Palawan, la más occidental de las Filipinas, que se despliega entre el mar de la China meridional y el de Sulu.

Langkawi alberga la formación rocosa más antigua de Malasia, de 550 millones de años.

Langkawi [Malasia]: La preciada joya de Kedah

Allí donde las aguas del mar de Andamán confluyen con las del estrecho de Malaca, la isla de Langkawi se erige como uno de los destinos paradisíacos más destacados de malasia. Kilómetros de playa de fama mundial se funden con la espesa selva tropical, en una tierra mitológica donde existen tantas maneras de disfrutar como paisajes de ensueño.

Los inthas, nativos del lago Inle, se propulsan enrollando un remo en una de sus piernas.

Lago Inle [Birmania]: Un onírico mundo acuático

Misteriosa y desconocida, Birmania, la actual Myanmar, ofrece un abanico impresionante de rincones por conocer. El lago Inle es uno de sus principales atractivos. Sus orillas concentran aldeas de casas construidas sobre pilares, más de cien templos budistas, huertos flotantes y unos mercados fascinantes.

Las casi dos mil islas de origen kárstico de la bahía de Ha Long son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Ha Long [Vietnam]: La bahía del dragón de los cielos

Cuenta la leyenda que el Emperador de los Cielos, Augusto de Jade, ayudó a los vietnamitas a repeler el ataque por mar de la flota china. Jade envió una legión de dragones celestiales que escupían joyas contra los barcos invasores. la victoria que marcaría el origen del país esculpió esta preciosa bahía del Dragón Descendente, en vietnamita Ha Long.

Cerca de Srinagar, a orillas del lago Dal, crecen los jardines mogoles más hermosos de la India.

Srinagar, Cachemira [India]: En el jardín del Himalaya

Al pie del Himalaya, Cachemira ha representado siempre el jardín en el que refugiarse de los ardientes veranos de las llanuras del Ganges y del resto de la India. Srinagar, la capital, enclavada junto a un lago y rodeada de montañas, conserva uno de los conjuntos urbanos más interesantes de todo el país.

Los barcos “ketuvallam” transportaban arroz y se adaptaban  perfectamente a los backwaters.

Backwaters de Kerala [India]: El país del mismo dios

En el extremo suroeste de la India, el Estado de Kerala ofrece una imagen de paraíso tropical. Pero más allá de palmeras y playas, en su interior se extiende una compleja red de canales, ríos y lagos (backwaters) que se puede explorar a borde de casas-barco acondicionadas para vivir una aventura insólita y placentera.

El Annapurna I (8.091 m.), el décimo pico más alto del mundo, es de los más peligrosos de escalar.

Pokhara [Nepal]: La placidez del Annapurna

El poder evocador del país del Himalaya se desencadena al completo en Pokhara y sigue regalando los oídos del viajero con sonidos excitantes: Machapuchare, Annapurna… Hasta que todas esas palabras se materializan en visiones tan seductoras que conviene no mirarlas directamente, sino reflejadas en el espejo del lago Fewa.

Villas agrícolas, granjas dispersas, bellas praderas y “dzongs” conforman el paisaje del Valle de Paro.

Valle de Paro [Bután]: El encuentro con la felicidad

Encajado entre China e India se encuentra Bután, un pequeño país con un tamaño similar a Suiza, cuyo nombre significa “La Tierra del Dragón del Trueno”. Un reino de la felicidad que basa su modelo de desarrollo en la conservación del medio ambiente, pues más del 70 por ciento de su territorio sigue cubierto por bosques.