Viendo

Africa

El tren Rovos Rail cruza espectaculares paisajes mientras une distintos puntos del continente africano.

[Rovos Rail]: Del Cabo a las cataratas

Con la idea de recrear el ambiente de un club inglés de los años veinte, entre copas de champán y safaris, el rovos rail adentra a su pasaje por la ruta que va de ciudad del cabo a las cataratas victoria. Cada uno o dos años, la empresa que gestiona el tren organiza viajes que cruzan el continente desde Ciudad del Cabo hasta El Cairo.

El Parque Nacional de Serengueti se creó en 1951 para proteger el fenómeno de la Gran Migración.

[Safari en el Serengueti]: El mayor espectáculo de Africa

El Parque Nacional de SerengUeti ofrece el mayor espectáculo que un amante de la vida salvaje pueda imaginar. La migración anual de rebaños de millones de ñus, gacelas, cebras y otros herbívoros —y sus correspondientes predadores— es uno de los acontecimientos más maravillosos e impactantes de la naturaleza.

el-cabo

[La Costa de El Cabo]: Safari para sibaritas

En el último vértice de África convergen la cosmopolita Ciudad del Cabo y una naturaleza de infarto donde caminar por parques nacionales, hacer una cata en los aristocráticos viñedos en los que hace tres siglos los holandeses comenzaron a hacer vino y hasta salir al encuentro de ballenas, pingüinos, focas o el temido “gran blanco”.

Parque Nacional de los Volcanes en Ruanda, escenario de la película “Gorilas en la niebla”.

[Gorilas en la niebla]: Historia de una pasión

Reservas con hasta meses de antelación y sin bajar de los 500 dólares para intentar avistar al más grande de los simios en un día de trekking. Todo por arrimarse unos metros a un “espalda plateada” por las junglas del África Ecuatorial, el hábitat de los últimos gorilas de montaña, a caballo entre Uganda, Ruanda y Congo.

El Namib, el desierto más viejo del mundo, separa la costa atlántica del Parque Nacional de Etosha.

[Safari aéreo en Namibia]: A vista de pájaro

Los safaris aéreos que sobrevuelan Namibia ofrecen al viajero una panorámica de la que hasta hace poco sólo disfrutaban los dioses. Por ello es comprensible que, tras contemplar desde las alturas el desierto más antiguo del mundo o las manadas que viajan al Parque de Etosha, los viajeros no vuelvan a percibir la realidad de igual modo.

El crucero por el Nilo “The Oberoi Zahra” ofrece tratamientos de relax a bordo.

[El Nilo de lujo]: Misterioso y eterno

El segundo río más grande del mundo es fuente inagotable de inspiración, el lugar en el que han surgido grandes enigmas de la Historia y de la literatura. El Nilo es la razón de existir de Egipto, que atrae como un imán a viajeros desde hace siglos. También en el lago Victoria, donde nace, la aventura está asegurada.