Viendo

Islas y volcanes

El hotel Tabacon, con vistas al volcán El Arenal, el más activo de Costa Rica.

[Volcanes activos]: Las lágrimas de la Tierra

Allí donde la Tierra ruge, desprendiendo humo o fuego como en un intento de alcanzar más altitud de la ya habida, existen experiencias de esas “que hay que vivir una vez en la vida”. El espectáculo en directo del Kilauea, el horizonte de postal del Fuji, la relevancia del Vesubio… son destinos que encuentran su atractivo en el mismo centro de la tierra.

Denis Island, en Seychelles convertida en hotel y en  santuario de tortugas.

[Islas privadas]: Escondites de exclusividad

Las hay por los cinco continentes y no todas, aunque casi, son un prohibitivo escondite reservado a ricos o famosos… como la isla de Skorpios que adquiriera Aristóteles Onassis o Tetiaroa, en Polinesia, cedida por un siglo a Marlon Brando. Una experiencia única para vivir en pareja, y hasta celebrar una boda.