Alpujarras

Municipio de Mecina Bombarón, en las Alpujarras.

Municipio de Mecina Bombarón, en las Alpujarras.

Fue refugio de hippies durante los años 70, aunque mucho antes ya sirvió de escondite a los moriscos tras la conquista de Granada. El motivo que empujó a unos y otros hacia esta zona abrupta de Andalucía es el mismo, a pesar de los siglos de diferencia: el aislamiento. Hoy en día, y a pesar de la mejora de las carreteras, este sigue siendo el principal reclamo de Las Alpujarras, que se extienden por la cara meridional de Sierra Nevada hasta Almería, en una sucesión de pueblos blancos.

El primero de ellos es Órgiva, a orillas del río Guadalfeo, punto de partida de una ruta que nos llevará por la Alpujarra Alta entre bosques de encinas y castaños. El barranco del Poqueira dibuja el entorno de Pampaneira, con casitas blancas de adobe, piedra y pizarra con terrazas para secar el maíz y chimeneas de cuatro ojos. Resulta obligado perderse por sus callejuelas empedradas y beber agua de la fuente de San Antonio, la milagrera Chumpaneira, que ayuda a encontrar pareja. Continuando por el mismo camino, se llega a Bubión, blanco inmaculado, y, después, a Capileira, desde cuyos terraos se obtienen vistas increíbles de las Alpujarras. Situado a 1.476 metros de altitud, Trevélez presume de ser el pueblo más elevado de la Península. En Órgiva se puede seguir la Ruta de la Vid y el Olivo, que permite descubrir la Alpujarra Baja a través de la sierra de la Contraviesa. Desde Cádiar es posible conectar de nuevo con la Alpujarra Alta y hacer parada en Bérchules y Mecina-Bombarón, el mejor balcón de la zona, en el límite justo del Parque Nacional de Sierra Nevada.