Catedral de Palma de Mallorca

catedral

Un laberinto de calles estrechas, flanqueadas por casas antiguas y recoletas plazas, dibuja el entorno de la catedral de Palma de Mallorca, que, junto a la Lonja y el castillo de Bellver, es el edificio que mejor define el carácter histórico de la ciudad. Más allá del mar, de su puerto y de su inacabable vida nocturna, existe otro mundo, que tiene como eje vertebrador la Seu, de estilo gótico-levantino, que resplandece sobre la muralla romana y renacentista que en sus tiempos protegía a la población de posibles ataques piratas. Su construcción comenzó, a orillas de la bahía, a principios del siglo XIV, aunque no sería hasta el año 1587 cuando se diera por terminada. ¿Definitivamente? No del todo: el templo ha sufrido a lo largo de su historia numerosas reformas, una incluso a manos del arquitecto Antonio Gaudí. Si por algo destaca es por su grandeza: es la catedral gótica europea con el mayor rosetón y también una de las que tiene una nave de mayor altura. Su existencia se debe al rey Jaime I, que decidió derribar la mezquita que se alzaba en este mismo lugar para crear una iglesia en honor a Santa María, su valedora y salvadora durante la travesía por mar que realizó rumbo a Mallorca para conquistarla.

Muy elegante, la Seu tiene tres accesos: el portal Major, manierista con motivos platerescos; l’Almoina, gótico, junto al campanario; y el portal del Mirador, en la fachada marítima. En su interior destacan el coro de la Capilla Real, con bancos de nogal tallado, el ábside al descubierto y, desde 2006, la capilla de San Pedro, hoy conocida como la del Santísimo. El motivo es sencillo: durante cinco años fue reformada por el artista mallorquín Miquel Barceló, que creó para ella un mural cerámico policromado de 300 m2 que representa el milagro de la multiplicación de los panes y los peces según el Evangelio de San Juan. Disfrutar del paseo marítimo, de la playa de Palma y de la de C’an Pastilla es obligado también en una ciudad en cuyo casco antiguo podemos encontrar sorprendentes edificios modernistas.