Mérida

CAPITAL DE LUSITANIA Fundada por Octavio Augusto en el 25 a.C. para los soldados veteranos “eméritos”, la Colonia Iulia Augusta Emerita fue una de las ciudades más relevantes de Hispania.

CAPITAL DE LUSITANIA
Fundada por Octavio Augusto en el 25 a.C. para los soldados veteranos “eméritos”, la Colonia Iulia Augusta Emerita fue una de las ciudades más relevantes de Hispania.

En tierras de la rica vega del Guadiana quiso Octavio Augusto, allá por el año 25 a.C., que los soldados veteranos eméritos -retirados con honor- que habían participado en las guerras cántabras tuvieran su lugar de descanso. Fue así como nació la Colonia Iulia Augusta Emerita, que llegó a ser la capital de la provincia de Lusitania y una de las ciudades más relevantes de Hispania, punto esencial de la Vía de la Plata. Por su importancia, fue dotada con todo tipo de comodidades, tal y como pone de manifiesto el importante legado romano que ha llegado hasta nuestros días, uno de los más importantes del mundo.

El Festival de Teatro Clásico que Mérida celebra cada verano provoca que todas las miradas se concentren en su espléndido Teatro, mandado construir por Marco Vespasiano Agripa. Frente a la cavea (gradas) y tras la orchestra aparece el escenario, decorado con esculturas de dioses y emperadores, que son, en realidad, copias de las originales. El anfiteatro, justo al lado, es algo posterior, del año 8 a.C., y estaba destinado a las luchas entre gladiadores o entre hombres y fieras, que podían ser contempladas hasta por 15.000 espectadores. De trazado elíptico, conserva los pasillos, escaleras y salas donde los participantes descansaban antes o después de sus peleas. Para saber más de aquella época resulta obligado adentrarse en el Museo de Arte Romano, tanto por su continente -es obra de Rafael Moneo- como por su contenido, ya que alberga valiosas piezas. El circuito romano por Mérida debe pasar por lo que queda del circo (siglo I d.C.), el arco de Trajano, el Templo de Diana, la Casa del Mithreo y el puente romano.