Monasterio de Santa María la Real de Oseira

oseira

En el municipio de San Cristovo de Cea, en la comarca de O Carballiño, se alza el Escorial gallego, un monasterio cisterciense, el primero en estas tierras, construido a partir del siglo XII. Fue Alfonso VI quien, gracias a las donaciones realizadas, logró que el cenobio, enclavado en un valle, viera la luz. Entre 1200 y 1239 comenzó a construirse la iglesia abacial, una de las grandes obras maestras de la arquitectura cisterciense en nuestro país, con un característico estilo románico ojival. Del siglo XV, tardogótica, es la sala capitular del monasterio, conocida como la Sala de las Palmeras, un espacio de complicadas bóvedas estrelladas, cuyos nervios arrancan de imaginativas columnas estriadas. Del siglo XVIII es la fachada barroca del monasterio, con tres claustros de diferentes épocas.