Alternativas en Cerler

Si hablamos de Cerler es imposible no hablar del Valle de Benasque. Es la localidad homónima la que da nombre a este valle situado en la parte más oriental de la Comunidad de Aragón.

La localidad aún conserva la estructura de su casco histórico, en el que hallaremos edificicaciones de valor arquitectónico como el Palacio de los Condes de Ribagorza, Casa Faure o Casa Juste.

Otro de los pueblos que no podemos dejar pasar si nos encontramos en la zona es Cerler, la localidad más alta del Pirineo Aragonés y que además da nombre a la estación de esquí. Merece la pena pasear por sus calles del casco antiguo, que conserva todo el espíritu de antaño.

A 1,8 km al sur de Benasque se encuentra la aldea de Anciles, quizá la más bonita de todo el Pirineo. Cuenta con un conjunto de casas señoriales muy bien conservadas: Suprían, Barrau, Sebastián, Sort.

Además cerca del Valle de Benasque se encuentra el Parque Natural Posets-Maladeta declarado parque natural en el año 1994 con el fin de salvaguardar sus valores naturales, vegetación, flora y formaciones geomorfológicas.

Tiene una superficie superior a las 33.000 hectáreas y alberga el mayor número de cumbres que superan los 3.000 metros. La más alta de ellas es el pico Aneto con 3.404 metros. El visitante quedará sorprendido por el conjunto de 13 glaciares, 95 lagos de origen glaciar y cascadas de gran belleza.

Tomando el telesilla que sale de Ampriu –a donde se llega a través de una pequeña carretera que parte de Cerler-, podrán visitarse todas las cumbres del Parque.

Además, Posets-Maladeta es un lugar idóneo para los amantes de la flora y la fauna, ya que cuenta con numerosas especies endémicas y en peligro de extensión propias de la alta montaña.