Alternativas en La Pinilla

www.lapinilla.es

La zona donde se ubica la estación de invierno de La Pinilla cuenta con un entorno natural muy importante que hará las delicias de los más deportistas. Y es que aquí se puede descansar de los deportes blancos practicando otros deportes o simplemente conociendo la zona.

Los más aventureros tienen la oportunidad de ver los alrededores de La Pinilla desde lugares privilegiados practicando la escalada. Y es que existen tres ascensiones muy importantes: el “Pico del Lobo” ( 2.273 m. ), el “Alto las Mesas” (2.257 m.) y el Cervunal (2.247 m.). Una vez se llega a la cima el excursionista tiene una vista impresionante de toda la sierra de Ayllón, un enclave desde donde se ve Madrid y Segovia. Por ejemplo, desde el Pico del Lobo se divisa, por el norte, la Cordillera Cantábrica, por el sur los Montes de Toledo, por el este el Moncayo y por el oeste la Sierra de Guadarrama y el Macizo de Gredos.

Por otra parte, para los que prefieren una actividad más tranquila, La Pinilla ofrece la posibilidad de hacer senderismo. Y es que el telesilla Gran Plató ofrece un viaje único hasta el mirador de la Sierra de Ayllón. El descenso desde aquí se realiza a través de una pista de senderismo que discurre entre pinares.

Por otra parte, el Pinar del Raso, a las afuera de Cerezo de Arriba, municipio al que pertenece La Pinilla, ofrece en otoño un entorno de enorme belleza en el que los amantes de la micología tendrán su rincón en el mundo. Y es que con las primeras lluvias, los entendidos podrán encontrar níscalos y boletus, entre otros tipos, de gran valor tanto gastronómico como micológico.

Dejando a un lado la naturaleza, a pocos kilómetros de la estación se encuentra el pueblo de Riaza, muy visitado por sus buenos restaurantes y su monumental Plaza Mayor. En Ayllón merece la pena visitar el Palacio de Contreras, del siglo XV, y en Cerezo de Arriba, la iglesia parroquial de San Juan Bautista y la ermita de de Cerezuelo a las afueras del municipio.

 

También te puede interesar...