Alternativas en Saint Moritz

Autor: LEO MASON

La estación de esquí  de Saint Moritz se caracteriza por la elegancia y por el glamour. Pero en esta distinguida estación no sólo puedes ir a esquiar sino que la oferta al margen del esquí es infinita.

Durante la temporada de invierno se celebran numerosos actos y eventos, entre los que destacan la Copa del Mundo de Polo sobre nieve, el Festival del Gourmet, subastas de joyas y el Maratón de Esquí de Engadina en el que participan una media de 13.000 corredores.

El visitante puede disfrutar de todo tipo de deportes (bien para ver las competiciones o para participar), como las carreras de caballo y galgos, bosledding, golf, polo y cricket sobre hielo y, por supuesto, el ‘Cresta Run’, que consiste en tirarte por un tobogán, y el ‘Skeleton’, modalidad del ‘Cresta Run’, por la que te tiras tumbado boca abajo y con la cabeza hacia delante. Esta versión no es aconsejable que la realicen las mujeres ya que se cogen velocidades de 85 metros por minuto y puedes sufrir daños en el pecho.

Pero sin duda el rey de Saint Moritz es el polo alpino, modalidad surgida a finales del siglo XIX cuando la caballería militar británica jugaba al polo sobre la nieve en Saint Moritz como parte de sus entrenamientos. Desde entonces el polo es una parte fundamental de la vida de los habitantes de este pequeño pueblo. Tanto es así que cada año se celebra la Copa de Polo de Nieve del mundo y ya es uno de los eventos populares más visitados durante la temporada invernal.

Pero si vas a Saint Moritz no puedes dejar de dar un paseo por el pueblo. Está dividido en dos zonas: Dorf y Bad. La primera es la más glamourosa, llena de tiendas de lujo y hoteles caros, pero Bad es más modesto aunque no menos elegante. En ambas zonas puedes disfrutar de multitud de cines, tiendas, así como de piscinas climatizadas, aguas termales y pistas de tenis.

 

También te puede interesar...