Alternativas en Sestriere

Autor: Stefan Matzke / sampics

En la estación de Sestriere podrás disfrutar de una gran variedad de actividades deportivas y una gran cantidad de instalaciones dedicadas al bienestar. Y además, comer en algún restaurante de altitud y jugar a golf sobre la nieve, y muchas más emociones por descubrir.

Otros deportes

Pese a que el esquí y el snow son los deportes reyes en estas cumbres alpinas, existen multitud de alternativas para continuar practicando deporte rodeado del cautivador entorno de colinas, nieve y valles. Excursiones en moto de nieve, patinaje, raquetas de nieve, cascadas de hielo, vuelos biplaza en parapente, baby-foot, volley-ball, baloncesto, badminton, tennis, ping-pong o squash son sólo algunos de los deportes alternativos a los deportes blancos tradicionales que se puede  practicar si se decide por Sestriere como lugar de vacaciones de invierno.

Belleza y relax

Nada mejor para recuperarse de una intensa jornada que acogerse a los diferentes servicios de cuidado corporal que encontrará en la propia estación: sauna, baño turco, hidromasaje, centros de masajes… Después de una sesión revitalizante estará de nuevo preparado para continuar disfrutando del mejor esquí alpino en Sestriere.

Ocio

Para continuar disfrutando de la estancia en los Alpes Italianos, la estación de Sestriere cuenta con algunos de los mejores complejos de ocio con cines, salas de juegos, discotecas, pubs, bares y restaurantes, además de un mercado los martes por la mañana.

El pueblo

En el pueblo de Sestriere destaca especialmente la Iglesia parroquial edificada en la primera mitad del siglo XX, de estilo seudorománico. En el interior llama la atención un crucifijo del siglo XVIII de la escuela francesa y algunas obras de arte moderno: un grupo de estatuas de Edoardo Rubino, una escultura en pórfido rojo y un Via Crucis” en bronce dorado, de Francesco Messina.

Turín

La ciudad de Turín se encuentra a 100 kilómetros de la estación de Sestriere, pero sin duda merecerá la pena el desplazamiento hasta esta fascinante ciudad. En ella se encuentra una gran parte de las obras maestras del arte y la historia de la ciudad italiana. Así sus iglesias, cafés, teatros, palacios y las villas reales (Venaria, Rivoli, Stupinigi, Racconigi y Aglié), son lugares únicos que nadie se debe perder.

También en Turín destacan grandes iglesias como el Duomo con la Cappella Palatina, San Lorenzo y Superga que vivieron su máximo esplendor bajo la protección de los Saboya, asó como sus museos que contienen algunas recopilaciones únicas en el mundo. Este es el caso del Museo Egizio, la Galleria Sabauda, la Armeria y la Biblioteca Reale, el Museo di Antichità, el Museo del Risorgimento.

Gran parte de estas maravillas se encuentran situadas en la “Zona di Comando”, un espacio de apenas 500 metros cuadrados donde se encuentran el conjunto de edificios que, en su día, comprendieron la sede del poder absolutista de los Saboya.

También te puede interesar...