Vivir una escapada de película

Salzburgo

El principal destino europeo de película sigue siendo Salzburgo, que recibe aún a más admiradores de lo habitual de Sonrisas y lágrimas desde que el año pasado su Museo Panorama abriera la exposición La familia Trapp. También los escenarios de Las aventuras de Tintín siguen abiertos. Los fans del cómic se cruzan con los de la película de Spielberg en el Mercado Viejo de Bruselas, donde arranca el filme, o en el castillo de Cheverny, en el Valle del Loira francés. En España, el destino más cinematográfico es Almería. Especialmente este verano en que se cumplen los 50 años del rodaje de Lawrence de Arabia en su playa de Algarrobico (Carboneras). El desierto de Tabernas también despierta una sensación de familiaridad a los visitantes, que lo han visto muchas veces en los westerns de Sergio Leone. La localidad de San José, por su parte, sirvió como escenario de Hable con ella, de Pedro Almodóvar, e Indiana Jones y la última cruzada.