Días felices en la Ginebra más literaria

Ginebra

Ginebra es “de todas las ciudades del planeta, la más propicia a la felicidad”. Lo escribió Borges, y ahora permanece grabado en una esquina de la Grand Rue. La ciudad suiza que se asocia a las organizaciones internacionales (unas 200 tienen su sede aquí) es también la que guarda el recuerdo del escritor bonaerense, el de Rousseau y el de Amiel. Además, cuenta con 53 restaurantes de alto nivel (nueve con estrellas Michelin), más de 40 museos, cien galerías de arte y más de 80 joyerías y relojerías concentradas en una sola calle: la rue du Rhône. Para un alojamiento acorde a toda esta opulencia cultural, el Hotel La Réserve (www.lareserve.ch), situado en el área de Bellevue, es un cinco estrellas de diseño contemporáneo a cargo de Jacques García, el decorador del Hotel Costes de París. Con reminiscencias de mansión colonial africana, el interiorismo incluye imágenes de la selva y alfombras con aspecto –solo el aspecto– de los dibujos de la piel de animales salvajes. También se permite concesiones al lujo más clásico, como la piel oscura de los escritorios, los terciopelos y las más de 800.000 láminas de oro. Su Spa tiene una superficie de más de dos mil metros cuadrados y cuenta con un restaurante orgánico. En verano, una habitación doble parte de 350 euros. Se puede ampliar información sobre Ginebra y su agenda en la web oficial de Suiza Turismo, donde hay un apartado, Verano, que ayuda a organizar escapadas complementarias por el resto del país.
www.MySwitzerland.com